Con o sin personería jurídica¡SEGUIMOS ORGANIZADAS/OS Y DEFENDIENDO DERECHOS!

La Plataforma Nicaragüense de Redes de ONG, Popol Na y Fundación del Río, presentan dos informes complementarios sobre la demolición de la Libertad de Asociación en Nicaragua. Ambos documentos fueron presentados y entregados formalmente a personas delegadas por el Cuerpo Diplomático acreditado en Costa Rica y a organizaciones aliadas.

Se invitó a la presentación y la entrega de los informes a 16 de los 28 países, con representación diplomática en Costa Rica, que desde 2019 emitieron 29 recomendaciones al Estado de Nicaragua durante el Examen Periódico Universal (EPU), para que se garantizara la Libertad de Asociación en el país.

En 2019 eran nueve las personerías jurídicas canceladas y bienes arrebatados a las organizaciones sin fines de lucro en Nicaragua. Casi tres años después, en febrero de 2022, el Estado de Nicaragua no sólo no atendió a las recomendaciones del EPU para garantizar la Libertad de Asociación, sino que canceló 96 personerías jurídicas de ONG nacionales e internacionales, asociaciones médicas, asociaciones culturales, universidades, organizaciones gremiales y empresariales. En muchos de estos casos se confiscó de facto sus bienes y dejó desatendidas a miles de nicaragüenses que eran personas beneficiarias de sus proyectos de desarrollo; envió al desempleo y al exilio a decenas de profesionales y personas trabajadoras. Paralelamente, el Estado de Nicaragua ha legislado, normado y establecido un control financiero que asfixia la libertad de asociación en el país, para sustituirla por un control político absoluto de la ciudadanía.

Ambos informes documentan la instrumentalización del poder judicial que deniega justicia a las organizaciones, y la instrumentalización del poder legislativo que ha creado un cuerpo normativo (agentes extranjeros, seguridad soberana y ciberdelitos) que criminaliza la libertad de asociación, lo que inclusive está poniendo en riesgo la cooperación al desarrollo.

La represión contra toda forma de organización, crítica o protesta, ha sido documentada por múltiples organismos a nivel nacional e internacional. Por tal razón, en diciembre de 2021 el Civicus Monitor dio la escala de espacio cívico “CERRADO” en Nicaragua.

La entrega formal de estos dos informes al Cuerpo Diplomático de 16 países, y la presentación a los medios de comunicación nicaragüenses, costarricenses y corresponsalías, representa un esfuerzo por aportar a la documentación detallada de los crímenes del régimen Ortega-Murillo en contra de las libertades ciudadanas y los Derechos Humanos del pueblo de Nicaragua. Todo lo anterior confiando que en el futuro todos los crímenes serán juzgados y que conquistaremos la justicia.

Las tres organizaciones que hoy presentamos estos informes, hemos documentado 115 agresiones a diferentes formas asociativas en el país, durante el período 2007-2022. Sin embargo, tenemos la certeza que existe un número mayor de organizaciones sin fines de lucro que han tenido que cerrar en Nicaragua, debido a este “plan de tierra arrasada” ejecutado por el régimen en contra de la sociedad civil en Nicaragua. Nos comprometemos públicamente a continuar profundizando estos esfuerzos de documentación.

A lo largo de sus más de 30 años de existencia, quienes fundaron estas organizaciones, y las nuevas generaciones que hoy las sostienen, han mostrado que cuando nos asociamos por principios y valores compartidos, no se requiere de personería jurídica para luchar por una mejor Nicaragua. Afirmamos con absoluta convicción que la confiscación de bienes y personerías jurídicas, no impedirá que sigamos ejerciendo nuestro derecho a defender derechos.

Descarga los informes dando click a los siguientes botones:

Les invitamos a ver la presentación de este informe en el siguiente enlace:

https://www.facebook.com/POPOLNA/videos/676896357064947

Por Popol Na

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 11 =